Gregorio S. evitaba cualquier superficie donde pudiera verse reflejado. Tenía la pierna derecha unos centímetros más larga que la pierna izquierda. Era especialmente feo. Su físico era difícil de encajar en el gusto de un ser humano. Desde que murieron sus padres, la única compañía que había tenido, era la de un gato callejero que un día acogió. Su madre desde pequeño le decía que en esta vida, Dios le da a cada uno la carga que puede soportar. Trabajaba de… sol a sol en las grúas que manejaban los contenedores del puerto. Solía llegar a casa andando. A menudo la gente cambiaba de acera unos metros antes de cruzarse con él. Siempre que podía se cubría con una capucha ya fuera de la sudadera o de la chaqueta. Una noche soñó que era una cucaracha. Entonces se despertó sobresaltado. Al verse reflejado en la ventana que daba a la calle, pensó: “¡Uf! Que susto menos mal que vuelvo a ser yo”.


Àngel Gabregat Morera (Lleida, Cataluña, 1965). Empezó a escribir a los diecisiete años. Su escasa obra, en catalán, se centra en la poesía y el relato corto, con los que ha cosechado más de ochenta prêmios literarios. Tiene publicado el libro de poesía Antologia d’un Onatge (Columna, 1990).

Posted by:Jorge Pereira

Produtor cultural pernambucano baseado no Rio de Janeiro. Fundador da Casa Philos e editor-chefe da Revista Philos. Curador de festivais literários e de arte contemporânea.

One thought on “La levedad del ser, por Àngel Gabregat Morera

Comentários

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s